Dos Silvios en Panamá: el Necio y el Libre

Padre e hijo. Dos generaciones, dos ideologías
Padre e hijo. Dos generaciones, dos ideologías

La Habana.- Las piezas están listas para el tablero de ajedrez que será la Cumbre de las Américas. Colocadas frente a frente, cada postura ideológica se prepara para imponerse sobre su adversario. En esa batalla, dos hombres que comparten la pasión por la música, el nombre y una parte de sus genes, batallarán desde posiciones contrapuestas. El trovador Silvio Rodríguez viajará a Panamá con la delegación oficial cubana, mientras su hijo, Silvito El Libre, lo hará con la sociedad civil independiente.

El jueves 9 de abril será el día en que ambos se presenten ante el público, pero guardando la suficiente distancia física y política. En la apertura de la Cumbre de los Pueblos, se escuchará al autor de El Necio y de Ojalá, en un concierto que será gratuito y ocurrirá en los estacionamientos de la Facultad de Administración Pública de la Universidad de Panamá. Rodríguez forma parte de una numerosa delegación cultural cubana que asistirá a la Cumbre de los Pueblos, entre los que también ha sido incluido el artista plástico Alexis Leiva Machado, Kcho.

Cerca de ahí, en otro escenario de la misma ciudad, el rapero Silvito El Libre, hijo del trovador, clamará sus letras irreverentes en el Concierto Hip Hop Cubano. A su lado, se escucharán las voces de artistas contestatarios como Raudel, Eskuadrón Patriota; Soandry, Hermanos de Causa; David D’Omni; Maikel Extremo y Bárbaro Vargas. En el mismo escenario del Ateneo, Ciudad Del Saber, se presentará también el venezolano Macabro Doce y todo el evento musical está siendo organizado por la Asociación Pro Arte Libre.

Silvio Rodríguez cantará esos temas que se han constituido en himnos para muchos latinoamericanos; mientras que su hijo, le pondrá música a los problemas de la Cuba de hoy y los denunciará en sus canciones. Las loas de uno y las críticas del otro, se escucharán en Panamá casi al unísono. En ese peculiar enfrentamiento artístico entre padre e hijo, saldrán a relucir las diferencias generacionales e ideológicas que no son exclusivas de la familia Rodríguez, sino que recorren toda nuestra isla.

Por Luz Escobar

Tomado de 14ymedio

Anuncios

Deja tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s