Comandante Osvaldo Ramirez: Un Heroe de Cuba

Featured image

Este 16 de abril del 2015 se cumplen 53 años de la caida en combate del comandante, Osvaldo Ramírez García, (al centro de la foto con sombrero). Este patriota cubano era un humilde trabajador de Sancti Spíritus en tiempos de la República, él cual transportaba caña de azúcar entre otras labores. En tiempos de la dictadura de Batista, Osvaldo Ramírez se une a las fuerzas insurrectas del Directorio Revolucionario “13 de Marzo” en el Escambray, y ahí se destaca por su combatividad y astucia.

Al triunfo de la revolución, debido a sus méritos, es destacado en Matanzas con los grados de capitán de la Policía Nacional Revolucionaria.

Al correr los meses de ese año 1959, este humilde trabajador lleno de ideales por ver una Cuba enmarcada en la democracia, sin dictaduras, se da cuenta del rumbo comunista de la revolución, y sin dilación comienza a conspirar contra la traicion de los Castro.

A mediados de 1960, Osvaldo Ramírez decide que ya es tiempo de dejar el clandestinaje, y toma de nuevo las armas para lanzarse a la lucha guerrillera en el Escambray.

En esta, que se puede llamar su segunda etapa de guerrillero, Osvaldo es apresado en un cerco hecho por un grupo de milicianos del régimen, pero debido a su tenacidad y conocimiento del terreno, cuando es conducido al cuartel general de la milicia, se lanza por un barranco y logra escapar e internarse de nuevo en la sierra.

Ya integrado de nuevo a las guerrillas campesinas, Osvaldo prosigue la batalla contra las huestes comunistas, y a finales de ese año 1960 (alrededor de octubre), es nombrado comandante de una amplia zona del Escambray, bajo el mando general del Comandante Evelio Duque.

En mayo de 1961, después de fracasada la invasión de Playa Girón, las guerrillas se encontraban prácticamente diezmadas, pues el régimen había lanzado una ofensiva con decenas de miles de milicianos y soldados, donde en cercos, fieros combates y la cruel estrategia de reconcentrar campesinos fuera del área, para quitar logística a los alzados en armas, hizo que solamente unos 300 guerrilleros anticomunistas quedaran en operaciones.

En julio de ese año 61, Osvaldo Ramírez se reúne en el Cicatero, Escambray, con los jefes de guerrillas que aun quedaban, y acuerdan no cesar la lucha, incrementar las guerrillas con hombres que en los pueblos y ciudades estaban dispuestos a empuñar las armas, y dividir las guerrillas en seis comandancias: La de Tomás San Gil, la de Julio Emilio Carretero, otra bajo el mando de Porfirio Guillén, la de Paquito Tardío, una quinta para la zona norte al mando de Arnoldo Martínez Andrade, quien sería el suministrador de las armas y medicinas recibidas, y por último la de Osvaldo.

En diciembre, el Comandante “Augusto” desde La Habana, nombra a Osvaldo Comandante en Jefe de todas las Guerrillas Campesinas del Escambray.

Osvaldo, este humilde trabajador de la industria azucarera, al cual el tirano por los medios de comunicación de Cuba le había pedido cesara sus actividades contra el gobierno, continuó la lucha, pues conocía que Castro ya había entregado la isla al nefasto imperio soviético con tal de mantenerse en el poder, y que los asesinatos a opositores, los despojos de propiedades a campesinos, las conquistas obreras, y todo lo que hace un régimen despótico contra la población iban a incrementarse.

Así, con esta convicciones en relación a la situacion del pais, y por su conciencia democrática, Osvaldo siguió la contienda, unas veces atacando al enemigo comunista, y otras evadiendo los cercos hechos por miles de soldados del regimen.

En la semana del 8 de abril de 1962, el servicio de inteligencia del gobierno comunista recibe por medio de un delator la ubicación del campamento de Osvaldo Ramírez. Esta información corroboraba parte de lo que conocía el régimen, pues unos días antes habían capturado en las inmediaciones del Escambray, a un correo de las guerrillas.

Ya teniendo el lugar donde se encontraba Osvaldo, el Estado Mayor comunista en operaciones ordena enviar miles de milicianos a dicha zona. El domingo 15 de abril, las fuerzas del régimen tiene rodeado el campamento de alzados, y en la retaguardia asegurado con destacamentos, los puntos por donde consideraban podían escapar los guerrilleros. En pocas horas, y estimando que no se evadiría ningún opositor, el comandante comunista ordena el ataque.

El lunes 16 de abril de ese año 1962, donde las huestes marxistas en número y armamentos han desatado el descomunal asalto, Osvaldo Ramírez García, ex capitán de la revolución, humilde obrero de Santi Spíritus, a la edad de 41 años, escasamente cuatro meses después que lo nombraran Jefe de todas las Guerrillas Campesinas, y mas de dos años alzado, trata de salir del cerco enemigo pero cae mortalmente herido. Otro de los bravos luchadores cubanos que ofrendó su vida luchando por la libertad de su Patria.

Anuncios

2 comentarios sobre “Comandante Osvaldo Ramirez: Un Heroe de Cuba

Deja tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s