Caudillismo y oposición en Cuba

Por Alexandro González

Pareciera que 200 años de lucha y fracasos no son suficiente para hacernos comprender el daño que el caudillismo ha causado a la libertad de Cuba. No hemos tomado conciencia de nuestros errores históricos y arrastramos con el lastre que llevó tantos proyectos libertarios al fracaso.

La muerte de Oswaldo Payá es el perfecto ejemplo. Por ahí andan descabezados los activistas del Movimiento Cristiano Liberación tratando de encontrar un espacio en la actual coyuntura en la lucha por la libertad de Cuba. Su hija, Rosa María, aúpa un proyecto similar bajo otro nombre con el que pretende impulsar una consulta popular.

Suerte similar han sufrido las Damas de Blanco después de la desaparición física de Laura Pollán. Divisiones, intrigas, acusaciones de corrupción y abuso de poder amenazan seriamente el prestigio de la organización ganado tras años de lucha. Me pregunto, ¿qué sería de la UNPACU sin Ferrer?

No siempre la culpa es del líder. En la psicología popular cubana existe la tendencia a delegar la responsabilidad personal sobre los hombros de otros: sean los rusos, los americanos, las Naciones Unidas  o algún que otro individuo. Bien conocida es la gastada frase que se pasea por las calles de Cuba: “Aquí lo que hace falta es un líder”.  Tal mentalidad aleja las posibilidades de un verdadero cambio, un cambio que comienza dentro del individuo y es preciso que se proyecte en su desempeño social.

Esta reflexión es llamado y advertencia sobre la vulnerabilidad de nuestra lucha cuando no fundamos las bases de una organización que priorice la verdadera razón de nuestra lucha: la libertad de Cuba. Mientras las aspiraciones políticas descansen sobre individuos, y no sobre estructuras e ideologías, seguiremos encadenando nuestro destino a la suerte de sus líderes.

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Caudillismo y oposición en Cuba

  1. Realmente es muy cierto lo que dice el autor, pero hay que recorder, en el caso especifico de cuba, que Fidel Castro se encargo de desmantelar desde el primero de enero del 59, todo tipo de estructura democratica y la aprension de todas las personas que tenian conocimiento de como funciona una democracia, y por ultimo el exilio de miles de cubanos dejaron a las nuevas generaciones como campo fertil, donde se sembro todo tipo de ideas antidemocraticas ademas, del odio y la sospecha entre todos, con la famosa doctrina de divide y venceras, ahora hay que pensar y trabajar con el fin de ir borrando de la mente de los cubanos ese esquema mental, y como siempre he dicho, cuando se sustituya o derroque el Sistema dictatorial de los castros, cuba se podra recuperar economicamente en diez anos, pero la recuperacion moral civica y social podria demorar varias generaciones.

    Me gusta

Deja tus comentarios aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s